Candidatos al Congreso, Parlamento Andino y a la Presidencia por GANA PERÚ

, tomó sus disancias con el mandatario venezolano, Hugo Chávez, y dijo que prefiere aprender del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, según declaró hoy en una rueda de prensa en Lima.

El líder nacionalista, que marcha cuarto en los sondeos y supera apenas el 10% de intención de voto, afirmó que no ha visitado a Chávez en los últimos tiempos e hizo “un deslinde con cualquier tipo de injerencia política extranjera en la campaña” con miras a las elecciones del 10 de abril.

En el anterior proceso electoral de 2006, Chávez fue una fuerte influencia en la campaña de Humala, al extremo de cruzar insultos con Alan García, quien ganó a Humala, ex comandante del Ejército, en segunda vuelta.

En declaraciones a corresponsales extranjeros, Humala sí admitió que su partido Nacionalista tiene “una relación política” con el Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil.

“Fuimos invitados a la asunción de (la presidenta brasileña) Dilma Rouseff, hemos conversado con Lula, y queremos enviar a nuestros cuadros para que aprendan de la experiencia brasileña, pero no copiarla”, explicó Humala.

El candidato definió a su alianza política, formada por varios partidos de izquierda, como un “movimiento progresista” que quiere consolidar el crecimiento económico, amparados en que son “la única fuerza política marcada por la honestidad”.

“No soy candidato de las encuestas ni de los medios de comunicación, pero recién está comenzando la campaña”, agregó Humala, quitando así importancia a la posición rezagada que mantiene en los sondeos, atribuida por los analistas a que otros candidatos están seduciendo el voto rural antes asociado al nacionalismo.

El postulante de Gana Perú explicó que los pilares de su campaña son la revolución educativa, basada en el respeto a la carrera magisterial e infraestructura; la lucha contra la corrupción, la posibilidad de revocar a todos los cargos políticos y la macroregionalización transversal para promover los mercados internos.

En su opinión, el grave problema del narcotráfico en Perú es una consecuencia de la inexistencia de una política agraria y la ausencia del Estado en el interior del país.

Dijo que el Estado debe hacer un catastro y un censo porque no sabe cuántas personas están involucradas en el narcotráfico y, en ese sentido, afirmó que “las organizaciones cocaleras son las primeras víctimas” del tráfico ilícito.

Humala planteó un mayor control policial en el mar, pues es la principal ruta de salida de la droga y en los registros migratorios del país porque ha aparecido una nueva modalidad de violencia, el sicariato, al servicio de este flagelo.

Respecto a la política económica del país, que ha permitido siete años consecutivos de crecimiento, según apuntó, Humala dijo estar de acuerdo con promover una política contracíclica, pero no basada en el libre comercio porque sólo favorece “a cuatro o cinco grupos empresariales (mientras) el resto mira”,

“No renunciamos a las inversiones, pero se van a renegociar las cláusulas (en los contratos privados) lesivas al interés nacional. La renegociación no es romper el orden jurídico”, puntualizó.

También rechazó que vaya a expropiar las empresas, en un eventual gobierno suyo.

Sobre el diferendo limítrofe con Chile, Humala afirmó que “debe resolverse en (la corte de justicia internacional de) La Haya” y el gobierno que salga elegido “debe respetar el fallo que se dará en La Haya”.

Fuente: Agencia EFE

Ingresar Un Nuevo Comentario

You must be logged in to post a comment.