Candidatos al Congreso, Parlamento Andino y a la Presidencia por GANA PERÚ

Miembros de la confluencia política Gana Perú denunciaron que existe una persecución política orquestada desde Palacio de Gobierno por el presidente Alan García a quien calificaron como el jefe de una mafia que, a través de la reapertura del caso Madre Mía, busca evitar el triunfo en las próximas elecciones presidenciales del candidato Ollanta Humala.

Daniel Abugattás, número uno de la lista congresal de Gana Perú de Lima, consideró que detrás de la decisión de LA PRIMERA Fiscalía Penal de Tocache de reabrir el caso Madre Mía contra el candidato nacionalista, bajo el pretexto de adecuar la investigación al Nuevo Código Procesal Penal, está la intervención del presidente Alan García.

“¿Qué podríamos esperar de quienes representan el continuismo? Sobre la denuncia hay una componenda política orquestada por el jefe de la mafia que es García contra Ollanta Humala, porque él es el único que representa la lucha contra la corrupción. García es el jefe de una mafia millonaria y del pacto procorrupción de Toledo, Castañeda y Fujimori”, afirmó Abugattás.

El congresista explicó que la prueba de esta persecución se basa en lo que García afirmó alguna vez: que puede evitar que gane la Presidencia él que no quiera y que utilizaría cualquier método para evitar que Ollanta Humala gane los comicios.

Por su parte, Omar Chehade, candidato a la segunda vicepresidencia, consideró que la reapertura del juicio contra Ollanta Humala tiene claro tinte político, pues es un juicio que se archivó, se extinguió y del que salió bien librado.

Recordó que la denuncia fue presentada por Gustavo Pacheco, quien postula en la lista de Luis Castañeda al Congreso. Dijo que con esta acción se busca detener el crecimiento de Humala en las encuestas, tal como sucedió en las elecciones del 2006, cuando se hizo público el caso Madre Mía. Chehade señaló también que fue el actual presidente del Poder Judicial quien descartó el caso contra Humala. “Fue César San Martín, el mismo que mandó a la cárcel a Fujimori, quien archivó las acusaciones contra Humala. La denuncia no tiene razón de ser, es ilegal, lo que demuestra que existe clara persecución política, digitado y aprovechado por el esbirro de Castañeda, Gustavo Pacheco”, aseveró.

Nicolás Lynch, integrante del plan de gobierno de Gana Perú, lamentó que la denuncia vuelva a surgir en plena campaña presidencial y criticó las declaraciones de la ministra de Justicia, Rosario Fernández, en el sentido que la reapertura del caso Madre Mía se debe a la adecuación del mismo al nuevo Código Procesal Penal.

Fuente: La Primera

Mas sobre:

Ingresar Un Nuevo Comentario

You must be logged in to post a comment.